Smart Cities

Las Smart cities o ciudades inteligentes, son el resultado de la necesidad de orientar nuestra vida hacia la sostenibilidad y la habitabilidad.

Así, estas ciudades se sirven de infraestructuras, y tecnologías punteras como Internet de las Cosas, para disminuir el consumo energético o reducir las emisiones de CO2, así como para mejorar la información que se ofrece en tiempo real a los ciudadanos, para que su interacción con la ciudad sea lo más sencilla y agradable posible.

La utilización de paneles fotovoltaicos en las viviendas, el incremento del número de medios de transporte y vehículos eléctricos, el uso de paneles solares para semáforos o señales, la promoción del uso de bicicletas… Las Smart Cities utilizan variedad de recursos, y todos estos pequeños actos llevan a una ciudad a convertirse en más eficiente y sostenible.

Hay diferentes parámetros por los que se valora más a una ciudad que otra. Para ello se consideran 10 dimensiones que son clave: gobierno, planificación urbana, gestión pública, tecnología, medioambiente, proyección internacional, cohesión social, movilidad y transporte, capital humano y economía.

Se calcula que para el año 2050 el 60% de la población mundial vivirá en macrociudades con decenas de millones de habitantes. Si ya nos cuesta generar, coordinar y racionalizar correctamente los recursos que tenemos en las grandes ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga o Bilbao), cuyas cifras de habitantes no superan en el mayor de los casos los 7 millones, la transformación digital de estas urbes se nos hará no sólo necesaria sino vital en pocas décadas, y la FNMT-RCM será parte de ello.

Con la colaboración de...

Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales