Smart Grids

Una red inteligente es un sistema de red eléctrica evolucionada, capaz de gestionar la demanda de electricidad de una manera sostenible, fiable y económica. Las redes inteligentes parten del uso de una infraestructura avanzada, enfocada a facilitar la integración de todos los actores involucrados.

Para satisfacer tanto a la creciente demanda de energía y la necesidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono, necesitamos un sistema eléctrico que puede manejar estos desafíos de manera sostenible, fiable y económica.

Las redes inteligentes poseen la capacidad de respuesta de la demanda en tiempo real, para ayudar a equilibrar el consumo eléctrico con la oferta, así como el potencial de integrar las nuevas tecnologías que permitan a los dispositivos de almacenamiento de energía y el uso a gran escala de los vehículos eléctricos.

En la actualidad, las redes eléctricas están evolucionando, con el objetivo de mejorar la fiabilidad y la reducción de pérdidas eléctricas, gastos de capital y costos de mantenimiento. Una red eléctrica más inteligente proporcionará un mayor control sobre los costes de energía y un suministro de energía más fiable para los consumidores. Los beneficios medioambientales de una red eléctrica más inteligente incluyen la reducción de los picos de demanda, la integración de fuentes de energía más renovables, y la reducción de las emisiones de CO2 y otros contaminantes.

Una aplicación cercana a los ciudadanos son los contadores inteligentes "smart meters" que son capaces de recoger exactamente los datos del consumo de cada vivienda por horas y enviarlo automáticamente al operador, sin necesidad de que vaya ningún técnico a los domicilios a tomar la lectura. De esta forma la facturación es más precisa.

Otras ventajas, son:

  • Se reducen los tiempos de corte de suministro por averías, ya que es más fácil identificar el problema.
  • Las modificaciones de potencia contratada se pueden hacer de forma remota sin necesidad de la visita de un técnico.
  • No hay lecturas estimadas. Todas son reales.
  • Total transparencia. Estos contadores están monitorizados y no pueden ser manipulados.