V Centenario Isabel I de Castilla

Biografía

Isabel I de Castilla, más conocida por Isabel la Católica, nació en la localidad de Madrigal de las Altas Torres (Ávila) el 22 de abril de 1451 en el palacio de su padre, Juan II de Castilla, casado con Isabel de Portugal.

Dibujo para el sorteo de lotería Nacional de 30-04-1983

Con muy pocas posibilidades de llegar al trono de Castilla en su nacimiento, la declaración de ilegitimidad de su sobrina Juana la Beltraneja la convirtió en heredera de su hermanastro Enrique IV, si bien tuvo que vencer la guerra civil de 1475 a 1479 para ocupar el trono. Su matrimonio con Fernando de Aragón permitió restablecer el orden y la autoridad monárquica en las dos Castillas, convirtiéndose España en una nación fuerte, dinámica y expansiva, teniendo lugar acontecimientos tan importantes como la conquista de Granada y de las islas mayores de Canarias, y el descubrimiento de América en 1492.

Estos hitos históricos universalizaron la figura de la Reina, que murió en Medina del Campo el 26 de noviembre de 1504. Para conmemorar el V Centenario de su muerte, la FNMT-RCM ha procedido a la emisión, acuñación y puesta en circulación de una colección de monedas en calidad proof, así como una moneda de 12 Euros, conmemorativa de tan importante evento.

Si quieres ampliar información, puedes hacerlo a través de los siguientes enlaces:


Referente a la historia

Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón son sin duda alguna dos grandes personalidades en la historia española y europea y la unión de ambos, ejerciendo su reinado en un plano de igualdad, constituyó un hecho sin igual en la Europa de su tiempo.

La importancia de ambos monarcas y los decisivos acontecimientos que protagonizaron han llevado a sucesores y gobernantes posteriores a volver la mirada hacia su reinado y a tomar como referencia el esplendor de su época. Este hecho ha tenido un reflejo significativo en las múltiples representaciones que se han realizado de los Reyes, de sus símbolos característicos, y en definitiva de su importante momento histórico en los diferentes documentos del Estado, desde los primeros años del pasado siglo, documentos que ha diseñado y realizado la Real Casa de la Moneda, como Ceca e Imprenta Nacional, continuadora de la actividad de los talleres artesanos de anteriores siglos.

Símbolos de su reinado. Legado de la Historia

Los Reyes Católicos adoptan ciertas divisas como símbolos que se han mantenido y aún algunas se encuentran hoy en nuestro Escudo Nacional. De Isabel es el águila de San Juan que sostiene las armas del reino, a las que la soberana agregó el lema "sub umbra alarum tuarum protege nos" (protégenos bajo la sombra de tus alas), que obedece a la devoción de la reina por el Evangelista. Fueron también emblemas de la Reina el yugo y las once flechas abatidas, que simbolizan la unidad y el imperio.

De Fernando es el nudo gordiano, alusivo al que partió con su espada Alejandro Magno. Se representa en solitario o bien cortado por el yugo isabelino y cuya inicial "Y" hace referencia a la reina.

La divisa de Don Juan Carlos I conserva aún los símbolos por antonomasia de los Reyes Católicos: el yugo y las flechas con el nudo gordiano.


Reinado de los Reyes Católicos

Doble excelente de oro. Sevilla Pragmática de 1497

Su reinado se extendió entre 1474 y 1504 y supone el comienzo de un periodo de gran auge y prosperidad que situaría a España a la cabeza de Europa durante algo más de un siglo.

Por la voluntad de los monarcas Católicos, España protagonizó hechos tan relevantes que marcarían el rumbo de su historia, como la unificación de los distintos reinos bajo su Corona, la integración definitiva de Canarias en la Corona Castellana, la anexión del Reino Nazarí de Granada, o la Llegada de Cristóbal Colón al Nuevo Continente.

Sistema monetario durante el reinado de los Reyes Católicos

Blanca de vellón de los Reyes Católicos. Burgos. Posterior a 1479

El sistema monetario se basaba en el oro, la plata y el vellón. La diversidad monetaria existente en los distintos reinos de España a la llegada de los Reyes Católicos estaba influenciada por dos áreas diferentes: la musulmana y la europea. Los reinos que integraban la Corona de Aragón emitían cada uno su propia moneda. Isabel y Fernando tendieron durante su reinado a unificar los tipos monetarios, especialmente en Castilla.

Medio real plata de los Reyes Católicos. Sevilla. Pragmática de 1497

La primera normativa para Castilla es de 26 de junio de 1475, y establecía el castellano como unidad del oro, con los bustos afrontados de los monarcas. Establece asimismo el doble castellano, pieza que se denominó excelente, por la pureza de su metal, en él aparecen los soberanos, y el águila de San Juan cobijando el escudo, en el reverso. Para la plata se establecía el real, y sus divisores medio y cuarto de real. En vellón, aleación de plata y cobre, acuñan la blanca, sus tipos representaban las siglas de los reyes.

La Pragmática de Medina del Campo, dictada en 1497, establecerá las normas de acuñación para la nueva pieza de oro: el excelente de la granada, basado en el ducado veneciano, moneda aceptada en Europa y ya implantada en Valencia y Aragón desde 1483. Esta moneda tenía múltiplos de 2, 4, 10 y de 20 y un divisor, el medio excelente. Esta disposición pretendía unificar el sistema monetario y regulaba además el funcionamiento de las casas de moneda y monederos. Introducen asimismo un nuevo valor en plata, el octavo de real.

En una Real Cédula de 1503, Isabel ordena que se acuñe en la Casa de Moneda de Sevilla "el oro que llegue de la Isla Española y de las otras islas y tierra firme del mar Océano"; dicha ceca labrará también moneda de plata y de cobre.