Homologación de Proveedores

La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de Moneda se identifica por su actividad como fabricante de productos de seguridad y prestadora de servicios públicos.

Para aquellos materiales que inciden directamente en la calidad del producto o servicio prestado, y que por su importancia técnica, económica o estratégica son especialmente relevantes, la FNMT-RCM establece procedimientos de contratación, selección y evaluación de proveedores y contratistas, que permitan asegurar los niveles de calidad exigidos por nuestros clientes y la sociedad en general, siendo necesario superar un proceso de homologación establecido para cada material. Estos procedimientos inciden con carácter general en los siguientes aspectos:

Selección de proveedores

Nuestra intención es la de tener entre nuestros proveedores a los mejores en su actividad. Por ello, la selección de proveedores es uno de los aspectos clave en nuestro proceso de compra. Esta selección se basa en diversos criterios, tales como:

  • Valoración económica de la oferta.
  • Cumplimiento de los plazos de entrega comprometidos.
  • Compromiso y capacidad para cumplir los requisitos indicados en los pliegos de condiciones técnicas y administrativas.
  • Medios técnicos y humanos disponibles.
  • Calidad del producto o servicio comprometido.
  • Experiencia y evaluación del cumplimiento de los parámetros anteriores.

Transmisión de requisitos

Una vez que un proveedor ha sido seleccionado para suministrar un determinado material o servicio, la FNMT-RCM envía y mantiene actualizada la información necesaria en la que se describe, clara e inequívocamente, no sólo las características de los productos solicitados, sino también las características del servicio y los requisitos legales o reglamentarios que deben cumplirse.

Así mismo, cuando el producto lo requiere, se incluyen los requisitos especiales para la homologación del producto, los procedimientos, los procesos, los equipos, la calificación del personal, y las características que debe cumplir el sistema de gestión de la calidad del proveedor.

Proceso de homologación

El proceso de homologación de materias primas y auxiliares, previo a la consideración de un proveedor como capacitado para realizar entregas a la FNMT-RCM, consiste en la superación de una serie de pruebas de actitud, de diferente intensidad según el producto de que se trate.

La primera prueba consiste en la entrega sin cargo de una muestra del producto comercializado, que permita chequear la comprensión y capacidad técnica para el suministro de acuerdo a las especificaciones facilitadas por la FNMT-RCM.

Posteriormente, con el suministro de un pedido de carácter industrial, se pretende verificar la capacidad del proveedor para la fabricación del producto de forma regular y estable.

En todas las pruebas, con independencia del cumplimiento exigido de las especificaciones facilitadas por la FNMT-RCM, se comprueba el rendimiento de las diferentes materias en nuestros procesos de fabricación.

Evaluación en continuo

La evaluación en continuo es aplicable a todos los proveedores que hayan obtenido la homologación, y en ella se tienen en cuenta los siguientes parámetros:

Calidad del producto suministrado: Se fundamenta en los datos aportados por el suministrador en los Certificados de Calidad y en los ensayos realizados por la FNMT-RCM sobre el producto, y su comportamiento en nuestro proceso de fabricación.

Calidad del servicio: Se valoran aspectos relativos al servicio prestado por el suministrador (plazos de entrega, asistencia técnica y comercial prestada, embalaje, identificación del material, etc.).

En aquellos casos en los que los resultados no son los esperados, la FNMT-RCM se pone en contacto con el suministrador para comunicarle los aspectos en los que es preciso lograr un mejor resultado.