Saltar al contenido

Moneda Circulante

La fabricación de moneda metálica (tanto circulante como de colección) constituye una de las líneas de producción más importantes de la FNMT-RCM. Como sucesora directa de Ceca* de Madrid, cuyas primeras referencias históricas datan del siglo XV, su departamento de Moneda es el de mayor tradición dentro de la Entidad. Responsable de la fabricación de la moneda metálica para el Tesoro Público español, también realiza trabajos para cualquier otro país, empresa o entidad que lo solicite.

(*) Nombre originario de las casas de la moneda.

Proceso de Acuñación

El proceso de fabricación de moneda circulante constituye una perfecta simbiosis entre el milenario arte del grabado y la acuñación, y los más avanzados procesos industriales. Avance en cuanto a tecnología y gestión de materiales, trazabilidad, robótica y automatización, cuyo fin último es dotar a las monedas de la más alta calidad y seguridad.

La acuñación de moneda circulada se realiza en prensas de acuñar de última generación, en las cuales se alimenta el cospel o disco preformado con un torculado para ayudar a la realización de la moldura de la moneda y, si el diseño de las mismas lo exige, motivos incusos en el canto, igualmente realizados mediante torculado.

La configuración final del producto se obtiene al adaptarse el metal del cospel a las formas de troquel anverso, troquel reverso y virola, en el instante de la estampación, por efecto de la presión transmitida por el movimiento de los troqueles.

Monedas conmemorativas

A partir del año 2004, los estados miembros de la U.E. tienen la facultad de emitir y poner en circulación una moneda conmemorativa de 2 euros cada año, con un anverso distinto al de las monedas destinadas normalmente a la circulación. Estas monedas son de curso legal en toda la zona euro. Las monedas en euros no destinadas a la circulación pasan a denominarse monedas de colección.

En cifras

Normativa y enlaces

Tecnología e innovación

La FNMT-RCM está capacitada para aplicar las últimas técnicas de diseño y fabricación con objeto de alcanzar la máxima calidad y eficacia, dotando a las monedas de las más innovadoras medidas de seguridad. 
 
Un ejemplo del avance en nuevas técnicas de seguridad es la denominada Imagen Latente, desarrollo propio de la FNMT-RCM, y que ha sido aplicado exitosamente en monedas circulantes de países como Reino Unido, Japón y Rusia. La Imagen Latente permite una doble imagen grabada que cambia según el ángulo de visión.
 
Recientemente la FNMT-RCM ha desarrollado la Imagen Latente Cuádruple, que amplía hasta cuatro las imágenes que se pueden observar, según la incidencia de la luz, latiendo en una misma zona de la moneda.