Saltar al contenido

Historia de la Peseta

  • Introducción

    Con la acuñación de la que fue la última moneda de cien pesetas, el 19 de junio de 2001 se puso término a la emisión de la peseta, transformando planchas y troqueles en piezas de museo para la memoria del futuro. Así, el 1 de marzo de 2002, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre - Real Casa de la Moneda (FNMT-RCM) inauguraba un nuevo período de su propia historia de la acuñación, haciendo posible que los españoles convivamos cotidianamente con el euro.

    Desmonetización de la Peseta (PDF - 283 KB)

  • Merecido Homenaje

    1 peseta II República de 1933, 1 peseta Franco 1943

    El adiós a la peseta se inició con la acuñación de la moneda de uso más cotidiano, la de cien pesetas, y la ya clásica conmemorativa de plata, la moneda de dos mil. Ambas reproducen la imagen de Hispania, que encabezó la primera emisión de pesetas en 1869.

    Una despedida definitiva, un homenaje para siempre que el Ministerio de Economía, la Dirección General del Tesoro, el Banco de España y la propia Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda quisieron brindar, para poner al alcance de todos la última unidad monetaria española. Una edición única, un pedazo de la historia disponible en la FNMT-RCM, desde entonces.

  • Historia: Saber más

    5 pesetas de 1871, 10 céntimos de 1870

    El recorrido de una moneda está ligado a la historia de su país y a los acontecimientos del momento de su circulación. La peseta, la última moneda circulante en España hasta la implantación del sistema monetario único europeo, nació en 1868 durante el Gobierno Provisional. Circuló durante más de cien años que la impregnaron de historia española.

    Te invitamos a conocer toda la historia y... ¡pásate por el Museo Casa de la Moneda!, donde podrás contemplar la historia de España reflejada en su dinero.

  • Monedas

    Cada moneda arrastra consigo un pequeño y singular trozo de la historia. Las monedas han sido testigos de excepción, medios de expresión, vehículos de ideologías de cada uno de los episodios que conforman la historia de un país, constituyendo un valioso y querido tesoro, de mucho más valor que el estampado en el reverso.

    1 peseta de 1944, 1 peseta en plata de la II República, 20 pesetas de 1904

    Nacimiento

    1ª peseta de España 1869

    El 19 de octubre de 1868 nace la peseta como unidad monetaria por decreto del Gobierno Provisional tras el derrocamiento de Isabel II. Este mismo gobierno decide centralizar toda la producción en la Ceca* de Madrid, origen de lo que es hoy la FNMT-RCM. Desde entonces se han acuñado en la Fábrica todas y cada una de las pesetas que han circulado hasta la aparición del euro.

    Cada peseta encierra en sus pequeñas dimensiones, la historia, la política, la religión, la economía y el arte del instante en el que se acuñó. La peseta alberga 134 años de historia de España concentrada.

    (*) Nombre originario de las casas de moneda.

    Nombre

    1 peseta de 1944

    La elección del nombre se debió principalmente a su familiaridad de uso. Algunas denominaciones como maravedí, real, escudo, etc... quedaron sepultadas bajo el término peseta, comúnmente utilizado en el período de Isabel II. Parece ser además, que ya en Cataluña habían circulado pesetas desde antes de la Guerra de la Independencia.

    Primeras monedas

    1 peseta del Gobierno Provisional 1870

    Anverso

    La primera pieza acuñada en 1869 es la unidad. Nace con la leyenda de "Gobierno Provisional" en el anverso, en lugar de "España", que figurará en las siguientes acuñaciones y en los valores en plata. El motivo elegido fue la personificación de Hispania recostada sobre los Pirineos, inspirada en las monedas del emperador Adriano. Por su parte, el bronce representaba a España como matrona sentada sobre las rocas. Ambas fueron magníficamente grabadas por Luis Marchionni, que, desde 1861, ocupaba el cargo de grabador principal de la Casa de la Moneda de Madrid.

    Reverso

    El reverso se dispuso en plata con el escudo de España. Mientras el bronce exponía la figura de un león rampante sosteniendo dicho escudo, imagen que dio pie a la popular denominación de "perra gorda" o "perra chica", dado que la gente vio un perro donde figuraba un león. Tras un concurso internacional, se extrajeron tres bocetos distintos que sirvieron de inspiración para el modelo definitivo de Luis Marchionni.

    Iconografía

    A lo largo de la pervivencia de la peseta como sistema monetario, el diseño ha evolucionado marcado por las impresiones de cada momento y en muy distintas direcciones.

    Desde el origen

    Conforme a lo establecido en 1869 se mantiene en el reverso el escudo nacional de España, al que se irán agregando modificaciones. En los anversos se sustituye la presencia de Hispania por la efigie real.

    La Segunda República marca la ruptura tipológica, introduciendo motivos de inspiración republicana acordes con la condición del nuevo gobierno. En ocasiones los modelos surgen poco elaborados por la apremiante necesidad de acuñación.

    La llegada al poder del general Franco supone un giro en este sentido, introduciendo un retrato modelado en 1947 por Benlliure y adaptado por Manuel Marín. El retrato de madurez se debe a Juan de Ávalos.

    Hasta nuestros días

    La democracia mantendrá los tamaños y valores incorporando la imagen del rey don Juan Carlos I así como el Escudo Real. Sin embargo, desde 1990, los tipos se renuevan cada año en pos de una intención conmemorativa que puso fin a la tradición exclusivamente monárquica, dando entrada a motivos culturales, artísticos o locales.

    Valores

    25 cts Alfonso XIII de 1927, 20 pts Alfonso XIII de 1904

    Los catorce valores inicialmente previstos no llegarán a materializarse hasta el reinado de Alfonso XIII, donde se sustituyeron los metales preciosos por nuevos metales y aleaciones, provocando la pérdida de la paridad entre el valor intrínseco y el nominal. Aún así, las acuñaciones de oro se mantuvieron hasta 1904 y en plata hasta 1933. Esta última dio paso a la peseta amarilla de latón conocida popularmente como "la rubia". A partir de ese momento las acuñaciones se han basado en cobre, aluminio y níquel y los diseños han ido combinando todo tipo de aleaciones y tamaños.

    A partir de 1989 y por razones puramente económicas, que se añaden al interés de los coleccionistas, se suceden ininterrumpidamente acuñaciones en metales preciosos. El acto simbólico de la última acuñación de la moneda de cien pesetas constituye el fin de la historia de la peseta, las idas y venidas, las caras y los reversos de la querida moneda.

  • Billetes

    Historia estampada

    La llegada del euro pone fin a una parte de la historia del papel moneda, la era de la peseta, siglos de leyenda escrita y estampada en los billetes a lo largo de los innumerables capítulos de la historia de España.

    Sistema monetario actual, billetes de euro

    Primera emisión

    Billete de 500 ptas de 1884

    La primera emisión de papel moneda en pesetas se realiza en julio de 1874. Coincide con la concesión al Banco de España del derecho de exclusividad para emitir billetes. Superado este primer capítulo, el volumen de billetes crecerá incesantemente como reflejo del crecimiento económico del país. Salvo a lo largo de la Guerra Civil, período marcado por problemas de escasez donde proliferaron todo tipo de medios de pago, la emisión de billetes se ha mantenido en un crecimiento estable acorde con la economía del país, formando parte de la vida cotidiana de los españoles, como seña de identidad nacional.

    Fabricantes

    En primer plano billete de 25 ptas de 1936, detrás nueva estampación del billete de 1936

    La primera emisión a cargo de la FNMT-RCM será la del 21 de octubre de 1940. Hasta entonces, los talleres del Banco de España y distintas empresas británicas, americanas y alemanas se habían encargado de la fabricación del papel moneda.

    Desde 1941, la FNMT-RCM ha ejercido en exclusiva el proceso de producción de papel moneda español. A partir de enero de 2002, el futuro aparece enmarcado por la estrecha colaboración de la entidad con el Banco Central Europeo y otros fabricantes europeos.

    Técnica y seguridad

    Billete de 5.000 pesetas de 1976

    Históricamente, la impresión calcográfica ha sido la más difícil de falsificar. Esta técnica se utiliza para estampar la viñeta principal y las orlas decorativas, combinándose con impresiones tipográfica y litográfica para las restantes partes del billete. Los métodos de reproducción del grabado original se han perfeccionado con los años, pero la figura del grabador sigue siendo decisiva.

    Otros elementos como la marca de agua, tintas, fibrillas, hilos y filamentos se incorporan para reforzar la seguridad del billete.

    Iconografia

    Billete de 1 pta de 1953

    Cada billete ha querido rendir homenaje a un hecho significativo, a una personalidad ilustre, a una magnífica obra de arte. Desde monarcas, pintores, escritores, científicos, hasta monumentos, pasajes literarios o acontecimientos como el Descubrimiento de América, han desfilado por los anversos y reversos de los billetes, reflejo fiel del sentimiento, la cultura y la expresión artística del país.

Acceda a la Sede Electrónica

Visite el Museo de la Moneda

Escuela de Grabado y Diseño Gráfico